Ir al contenido principal

El Primer Vuelo en Globo del Ser Humano


Introducción


Cuando nos hablan de Globos Aerostáticos, en la actualidad lo asociamos a un deporte de altura o de exhibición, ya que existen en España y en muchos otros países del mundo, campeonatos, regatas y otras modalidades de competiciones de estos gigantes del cielo.

Pero en realidad, el primer Globo Aerostático surgió de una observación casual, fue como aquella historia tan famosa que todos conocemos de Isaac Newton con la manzana, que nos cuentan por primera vez cuando nos explican lo que es la gravedad.


El descubrimiento


Los hermanos MontGolfier allá por el año 1783, observaron algo tan simple como que el humo de una fogata tendía a subir, y comprendieron al realizar varios experimentos basados en esta observación, que el aire caliente pesaba menos que el aire frío y por eso siempre tendía a subir.

Es decir, aplicando el principio de los fluidos de Arquímedes, entendiendo el aire como un fluido.

El Primer Vuelo


Quisieron aprovechar esta cualidad del aire caliente, y  crearon una máquina hecha de tela y papel, con la que realizaron el primer  vuelo no tripulado sobre el año 1783, que demostró que su teoría era acertada.

Repitiendo de manera posterior dicho vuelo, en esta ocasión con una tripulación, compuesta por animales,  ante la corte de María Antonieta en el propio Versalles y ante la mirada de otras miles de personas.


La Historia


Después de esos primeros vuelos, fueron muchos otros los que intentaron la hazaña de realizar vuelos tripulados en Globo Aerostático, algunos con consecuencias catastróficas como el vuelo del francés Jean-François Pilâtre de Rozier y su acompañante Pierre Romain, que se convirtieron así,  en las primeras víctimas de la historia en un accidente aéreo.

Otros corrieron mejor suerte, como el suizo Bertrand Piccard y el británico Brian Jones convirtiéndose en los primeros tripulantes de Globo Aerostático en realizar la vuelta al mundo sin escalas, recorriendo mas de 46.000 kilómetros en el Globo al que bautizaron como "Breitling Jones III".


La Actualidad


En la actualidad, el Globo Aerostático no es un medio de transporte convencional, ya que el mundo de la aeronaútica ha avanzado mucho y quizás éste ha quedado relegado a una práctica deportiva, de exhibición o incluso a una experiencia excitante de altos vuelos.

Pero no ha dejado de tener un atractivo especial entre las personas que les gusta surcar los cielos, y entre el público en general, y de eso da buena fe, la multitud de Festivales, Competiciones, Regatas y otros eventos tanto Nacionales como Internacionales, que se realizan en todo el mundo.

Como podéis comprobar en esta web Siempre en las Nubes.

Os invitamos a que visitéis alguno de ellos y si os atrevéis descubráis que se siente surcando el cielo cual pájaro.



"Porque siempre nos parecerá algo casi mágico, ver a esos grandes trozos de tela de tantos colores y formas distintas, surcando nuestros cielos"




Si aún no formáis parte de la #ComunidadGlobera, podéis hacerlo completando este formulario #SúbeteAlGlobo



Comentarios